Mi Trabajo2019-02-13T05:35:27+00:00

Jacob Helps

Músico, cantante y facilitador de voz, lleva desde el 2002 profundizando en el canto y los cantos armónicos como medio de armonización de cuerpo y mente. Investiga el sonido, la anatomía de la voz y el efecto de los armónicos sobre cuerpo, cerebro y sistemas corporales. Desarrolla su enfoque sobre la propia experiencia y la de sus clases y talleres. Se ha formado con profesionales de la voz, el cuerpo y los cantos armónicos como Jonathan Goldman, Stewart Pearce, Jill Purce y Blandine Calais-Germain y con Rosa Navarro Mainar en el Método Holístico de Autoconsciencia.

Ha impartido los módulos “La Importancia de la Atención en el Trabajo Terapéutico de la Voz” y “La Voz Terapéutica” en la Universidad Católica de Valencia (Master Oficial de Musicoterapia), el de “Canto y Voz” en la Universidad Europea (formación de Arteterapia) y el curso Cantos Armónicos en la Escuela Superior de Arte y Diseño de Valencia.

La Voz

El Canto de Armónicos es una técnica antiquísima que ha sido utilizado en muchas culturas para crear una profunda sanación de cuerpo y mente.
Los armónicos de la voz crean nuevas conexiones neuronales que facilitan el pensamiento creativo. Restablecen la armonía entre los dos hemisferios cerebrales, cargan el córtex cerebral y equilibran cuerpo y mente. Leer mas…

En nuestra última sesión del taller de verano de Cantos Armónicos y Expresión Vocal Plena, se creó una música increíble y una tremenda libertad de expresión musical y vocal en algunos de los que estábamos y sorpresa en los restantes.
La música emergió libre, propulsada y creada por todos (en diferentes niveles de entrega y habilidad). Un muy buen músico y pianista que estaba logró soltar su control y fluir sin interferencias mentales.

Logramos soltar el control sobre el proceso de la creación musical. Percibimos que la música fluía libre y que nadie era dueño de ella. Que en esencia es inagotable; brotaba y brotaba y a su paso obteníamos más energía. Se expandían baile y ritmo con canto que se auto-gestionaba. Sólo era necesario cantar lo que surgía por el simple gusto de hacerlo y dejar que el cuerpo se expresara libremente.

En su flujo nos cargamos de energía, la danza se danza, el ritmo se expresa y la música se crea sin dueño. En su paso nos regaló la percepción de la unidad, de ser parte de un todo.

Creó apertura vocal en personas que tenían la voz muy controlada.
Sirvió para que la gente se distrajera del control mental sobre los procesos que se estaban dando.
Cambios corporales a raíz del fluir y la expresión vocal, además de la entrega sin esfuerzo a la música.

Todos tenemos una vibración única, una nota cuya frecuencia hace eco en todo el organismo, un sonido que resuena en cada célula y unifica cuerpo y mente.
Conocida como La Nota Autográfica o Key Note (La Nota Clave), esta vibración resuena físicamente en el centro del pecho, en el corazón energético, y aumenta la resonancia y la sonoridad de la voz, capta la atención del oyente y crea confianza en cantante y orador.

Cambios corporales a raíz del fluir y la expresión vocal, además de la entrega sin esfuerzo a la música. Confianza personal y confianza en la voz. Capacitación. Auto-reconocimiento. Espontaneidad. Cambios duraderos en la voz. Comprensión de poder abrirla. Alegría.
Energía. Liberación de tensiones corporales. Consciencia corporal. Asentamiento del cuerpo. Autoconocimiento.

  • Cantantes y actores interesados en explorar y aprender nuevas maneras de abordar la voz, que incluyen el conocimiento de su nota autográfica: la frecuencia individual que unifica cuerpo y voz y da presencia a nuestra palabra.
  • Higiene Vocal – Profesores y otros profesionales que utilizan la voz como herramienta de trabajo y que quieren aprender maneras de fortalecerla y cuidarla.
  • Individuos y grupos interesados en aprender a cantar armónicos, fluir en el canto y potenciar la armonía y el disfrute de sus voces.
  • Personas atraídas por armonizar cuerpo y mente mediante la voz y por conocer prácticas y pautas para liberarla.
TESTIMONIO DE ESTUDIANTE

Hola Jacob. Soy flautista y cantante y te puedo decir que he notado los efectos del curso a lo largo de toda esta semana en el desarrollo de mi labor profesional. Siento mi sistema respiratorio de manera totalmente diferente, está expandido aún; me cuesta mucho menos hacer línea cantando y mi timbre suena más oscuro y compacto que nunca incluso hablando.

Durante el día del taller fui cargándome de energía, de hecho a las 2 de la mañana después de viajar hasta Madrid seguía con la energía a tope. Además, una agudización de la sensibilidad (siempre está ahí pero no siempre la dejamos salir tanto) y sensaciones corporales muy beneficiosas: peso sobre el suelo repartido entre los pies pero el resto del cuerpo flotante, liviano, desaparición de tensiones, crecimiento de la caja torácica, desaparición de mi usual tensión en la mandíbula. Una maravilla vamos, mi cuerpo ha adquirido otra dimensión.
Te felicito por el buen hacer de tu tarea profesional. Un abrazo.
Lucía González